lunes, 24 de diciembre de 2012

Ahorra calorías esta navidad

Todos esperamos la noche del 24 y el famoso recalentado para deleitar nuestro paladar con exquisiteces, el meollo del asunto es que nuestra ingesta no sólo se incrementa durante esos dos días. Diciembre es un mes lleno de compromisos sociales llenos de desvelos, deshidratación, falta de actividad física y dieta rica en azúcares, grasas, harinas refinadas y, ¿por qué no? "una qué otra” copita de alcohol.

Para disfrutar la temporada decembrina, comparto algunos  prácticos consejos qué te ayudarán en el ahorro de kilocalorías.

1.- Planifica tus eventos.

Si eres el anfitrión:
  • Procura botanas ligeras, donde abunden vegetales crudos de lenta masticación como apio, jícamas, pepinos, espárragos, zanahorias y manzana.
  • No te olvides de preparar una rica ensalada con el aderezo por separado.
  • Añade un poco menos de aceite en tus preparaciones.
  • Procura carnes con bajo aporte de grasa como pescado, pavo, filete de cerdo o res.
  • Evita “picar” mientras cocinas.
  • De postre elige aquellos elaborados a base de frutas y/o gelatinas.

Si eres el invitado:
  • El día de la cena de navidad consume alimentos bajos en calorías. No se vale saltarse comidas.
  • Un par de horas antes al evento, procura alimentos ricos en fibra y proteína como:
  • Tostaditas horneadas de hummus con zanahoria rallada y una manzana.
  • Sándwich con pan de granos enteros, pavo y verdura.
  • Carpaccio de res o pescado y dos naranjas completas.
  • Modera las porciones, recuerda que importa más el "cuánto” que el "qué"

2.- Mantén horarios regulares de comida, recuerda que espacios prolongados sin alimento en lugar de ayudar a reducir los excesos, provocan un efecto rebote e incrementan nuestro apetito a la siguiente comida.

3.- Modera el consumo de bebidas alcohólicas. Opta por vinos en lugar de destilados y siempre intercala una copa por un vaso con agua.
4.- Incrementa tu actividad física, utiliza las escaleras en lugar del elevador, estaciónate más lejos o simplemente procura caminar un poco más de lo normal.

Recuerda qué "Somos lo qué comemos vs. lo qué gastamos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada