martes, 1 de abril de 2014

Alimentos de moda

Cada que salgo del gimnasio y veo tomar a las señoras su merecedor y saludable  “Chai caramel green tea big big” (o como se llame) después de que realizan su –ligera- hora de ejercicio me dan ganas de correr hacia ellas y explicarles que además de que están ingiriendo más calorías que las que en realidad gastaron durante su actividad, su “súper té” no es tan “saludable” como creen, pero como eso no es posible porque corro el riesgo de ser bañada por una deliciosa y azucarada bebida exótica mejor escribo este post.

Así como las famosas bebidas de franquicia existe gran variedad de alimentos con prestigio dietético y alta preferencia social, los cuales adoptamos como si en verdad fueran inigualables en cuanto a su “valioso” contenido nutrimental.  Entre los favoritos se encuentran:

Productos orgánicos
No existe evidencia científica donde se muestre que los productos orgánicos sean más nutritivos que los convencionales. Considero que se tiene esa idea ya que la gente que consume éste tipo de alimentos -por lo general- mantiene un estilo de vida saludable que incluye gran variedad de verduras, frutas, leguminosas y cereales integrales, por lo tanto, no son los alimentos orgánicos los causantes de una buena salud.
Si eres cliente distinguido de éste tipo de productos, asegúrate que sean originales y de buena calidad.

Productos light

Éste tipo de productos –en su mayoría- generan una falsa seguridad haciendo creer a la gente que al consumirlos “no engordarás” e incluso hay quien piensa que ayudan a perder peso.
Considera que para lograr igualar el sabor original del alimento haciéndolo menos calórico es necesario el uso de otras sustancias poco benéficas a nuestro organismo, por lo tanto, soy de la idea de mejor aprender a moderar porciones y evitar el consumo de éste tipo de productos.
Ojo, no todo lo light es “nocivo” a la salud, existen productos como la leche descremada, las tostadas horneadas (en lugar de fritas), el atún en agua, etc.  que resultan mejores opciones tanto para cuidar la línea como para cuidar tu salud. La clave para todo es variedad y moderación.

Productos ricos en fibra

Si bien es indispensable tener una adecuada ingesta de fibra, su consumo en exceso puede provocar algunos problemas a la salud tales como:
  • Diarrea, gases, cólicos y distensión abdominal.
  • Obstrucción intestinal cuando no se ingiere suficiente cantidad de líquido. 
  • Deficiencia de nutrientes, en especial de vitaminas A, D, E, K y B12.
  • Rápida saciedad y por lo tanto insuficiencia energética.
  • Eliminación de nutrientes (hierro, calcio, vitaminas, etc.) estacionados en el tracto digestivo para una posterior utilización.
Productos “gluten free
¡Mis preferidos! Me encanta cuando de repente todo mundo se volvió celiaco, es decir que no “pueden” consumir ningún producto con gluten, ¿sabías que la prevalencia de la enfermedad celiaca en México es aproximadamente de 1 por cada 150 personas y 1 por cada 100 a nivel mundial? Así que las posibilidades de que seas “celiaco” son mínimas.
Pero, “en verdad, me quité el gluten y baje de peso”. ¡Claro! El gluten es una proteína contenida en algunos cereales como el trigo, la cebada, el centeno y el triticale (una mezcla entre trigo y centeno) por lo que al eliminarlo de tu dieta, eliminas la ingesta de harinas y evidentemente pierdes peso.
Ojo, en efecto existe una intolerancia, así como un tipo de alergia a ésta glicoproteína pero no por eso tienes que llenar tu alacena con éste tipo de productos, que por cierto son carísimos.

En conclusión, aunque la televisión te diga todo lo contrario, al día de hoy no existe ningún producto/ alimento que por sí solo mejore tu salud. Mientras los hábitos no cambien, tu salud tampoco.

"Somos lo que comemos vs. lo que gastamos"